Víctima y verdugo, puerta a puerta

El PerdónLa foto es de Carlos Castro

Viven a pocos metros de distancia el uno del otro, víctima y verdugo. Ella perdió a su marido. Él fue su asesino. Ahora son vecinos. De nuevo, como antes del genocidio de 1994. Y, aseguran, también amigos.

En materia de perdón, el tiempo es relativo. Dieciocho años puede ser tiempo de sobras y puede no ser nada. A menudo, en casos de semejante horror, las heridas no cicatrizan y el perdón, muy comprensiblemente, nunca llega. En la Ruanda de hoy en día, tutsis y hutus viven en aparente harmonía. Parece que el concepto “todos somos ruandeses”, nuevo mantra de las autoridades, ha calado socialmente. Pero el perdón es algo más íntimo. Menos palpable.

Cuando uno escucha el caso de Tancien y Laurence por primera vez, reacciona con incredulidad. Con desconfianza. Él tiene 56 años y ella aparenta algunos menos. Viven (y ya vivían antes del genocidio) en la región rural de Nyamata. Se conocen desde hace años, Tancien era padrino de algunos de los hijos de Laurence, pero cuando se inició el genocidio, eso no importó. Tancien, hutu, fue a buscar al marido de Laurence y lo asesinó. Porque era tutsi. “Buscaba tutsis para matarlos y robarles”, explica friamente, sentado junto a Laurence. “Los medios de comunicación explicaban que si no los matábamos, los tutsis nos matarían. Y que los hutus que no hicieran caso tenían que ser asesinados”. Así de sencillo. Ella se pudo esconder y escapó como refugiada a Burundi.

Con la victoria de la guerrilla tutsi cien días después de iniciarse el genocidio, Tancien acabó en la cárcel. Allí pasó ocho años. Salió en 2003, cuando el presidente del país, entonces como hoy, Paul Kagame decretó que aquellos que habían pedido perdón podían ser liberados. Él había sido juzgado en una Gacaca y había mostrado su arrepentimiento públicamente. Antes de volver a casa, como medida de reinserción, llevó a cabo “trabajos de interés general”. En esa época conoció a la gente de Prison Fellowship. Una ONG vinculada a la iglesia protestante que trabaja para la reconciliación mediante el diálogo y el perdón entre víctimas y victimarios.

Tancien sintió entonces la necesidad de buscar a los familiares de sus víctimas. Así encontró a Laurence que también participó de los diálogos de Prison Fellowship. La primera vez que se encontraron Tancien se escondió, demasiado dolor y vergüenza. Poco a poco comenzó a saludarla pero Laurence no podía ni verle. Él visitó su casa e insistió en su arrepentimiento y en la necesidad de ser perdonado. Finalmente, después de dos meses, ella hizo un primer paso. Convocó a sus hijos y Tancien pidió perdón públicamente. Tras ello, la familia decidió perdonarlo.

Ahora viven en un pueblo completamente reconstruido, junto a otras víctimas y verdugos. Un proyecto pionero de Prison Fellowship, que ha creado cooperativas agrícolas con tal de dotar de un modo de subsistencia a la comunidad. “Cada vez que recuerdo que ella me ha perdonado, quiero ir a verla. Haré todo lo que sea para que no tenga ningún problema”, explica Tancien. Y ella reconoce que es así: “Me ayuda mucho. Un día que estaba muy enferma, me llevó al hospital y después me estuvo cuidando en casa”.

Anuncios

Acerca de rosscanaria

Viuda de 57 años, simpática, alegre, extrovertida
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, El Perdón, Extraordinario, Mis Cositas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Víctima y verdugo, puerta a puerta

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. rosscanaria dijo:

    Gracias Juanjo.
    Que tengas una excelente semana guapo!!!
    Un besazo amigo TQM,

  3. Juanjo Rubio dijo:

    Super interesante.
    Gracias por compartirlo.
    Feliz finde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s